Archivado en consejos
No Gravatar

Nadie con quien poder conversar, nadie que te cuide el equipaje mientras vas al servicio y con el que puedas reírte años más tarde recordando las experiencias vividas. Muchas veces hay obstáculos que nos detienen a la hora de hacer las maletas e irnos solos. Por supuesto hay desventajas, sin embargo, viajar solo también abre muchas posibilidades. Apreciar el lugar de una manera nueva y diferente y descubrir facetas desconocidas de uno mismo, no tener que adaptarse a compromisos de ningún tipo y viajar al ritmo que uno quiere. Así que, antes de que subas las escaleras del avión tarareando taciturno “All by myself”… ¡aquí una oda al viaje en solitario!

iStock_000076165833_Medium

Hay que considerar con atención el destino al que se quiere viajar ya de antemano. Lo más probable es querer poder comunicarse en el destino, así que, a menos que no se domine a la perfección el idioma de hacerse entender con las manos, es importante que el inglés esté extendido en gran parte del lugar o bien hablar el idioma del país. Dependiendo del nivel de aventura que uno busca, tener una buena infraestructura que le permita a uno moverse libremente y poder abastecerse con lo imprescindible es una ventaja. Los viajes a ciudades (por ejemplo en Europa y EE. UU.) o viajar a zonas muy accesibles para el turismo (por ejemplo el Sudeste Asiático), son lugares idóneos para los debutantes de los viajes en solitario. Aquí suele ser más fácil encontrar alojamiento, conocer a otras personas viajando solas y entretenerse con una gran variedad de actividades.

iStock_000083582675_Medium

Tiempo para la creatividad y la inspiración
Viajar solo tiene algo casi espiritual, inspirador. Salir de la rutina diaria suele ser bueno para abrirse camino de manera independiente, liberar la cabeza y ver la vida que uno lleva y el mundo con un poco de distancia. También el lugar por el que se viaja se ve en este estado mental desde un ángulo totalmente nuevo. Puede ser que las personas estén genéticamente programadas para meditar sobre el mundo en general al mirar por la ventana de un tren en movimiento y, desde luego, esta sensación de libertad y de emoción a la vez, rara vez suele venir acompañada por un compañero de viaje al lado rebuscando en la bolsa de patatas o queriendo jugar a las cartas.

Es una oportunidad idónea para dedicarse, por fin, a cosas de ocio para las que no queda tiempo en la rutina diaria. También por eso es más que necesario tener suficiente material de lectura. ¿A lo mejor llevas tiempo pensando en emplearte en actividades más creativas? Viaja a tu ritmo, busca tu propio canal para asir lo vivido, ya sea dibujando (una manera maravillosa de guardar recuerdos), fotografiando o escribiendo un diario de viaje (con el que poder transmitir tus experiencias y consejos a otros, incluso años más tarde). ¡Todas las personas esconden una fuerza creativa en su interior!

Acompañado se está un poco menos solo
A pesar de todo, la sensación de soledad puede hacer acto de presencia al viajar solo. Sin embargo, normalmente no es nada difícil conocer a gente estando de viaje. Simplemente el tipo de alojamiento ya te brinda la oportunidad de conocer a otras personas. Con el CouchSurfing podrás juntarte con personas que tengan los mismos gustos e intereses y que te enseñen el lugar o te den buenos consejos. Hoy en día los hostales alojan a gente de todas las edades y a menudo los encuentros en la cocina común dan origen a excursiones conjuntas o compañeros para el resto o una parte del viaje. Si tu necesidad de paz es muy acusada, mejor renunciar a los hostales de fiesta de moda. Consejo: muchos hoteles y hostales organizan tours guiados en grupo.

Una opinión muy extendida entre los viajeros en solitario: si quieres hablar a alguien espontáneamente, dirígete a él mejor con otras preguntas que con “¿De dónde eres?” o “Dónde has estado?”. Por ejemplo, ¿por qué no probar con preguntas relativas a consejos concretos sobre la zona o simplemente ser valiente y proponer salir juntos? En un ambiente viajero, ese tipo de propuestas no suelen tomarse mal.
También hacer un curso (como cursos de idiomas, de surf, de cocina, de escalada, etc.) es una buena opción para conocer a otras personas y, de paso, ampliar conocimientos.

Consejos prácticos:

– Es aconsejable mantener contacto regular con los tuyos, para que, en caso de emergencia, éstos sepan dónde te encuentras.

– Válido no solamente para los que viajan solos: fotografiar o copiar los documentos más importantes y enviarlos a los seres queridos. Así los podrán enviar en caso de pérdida o robo. También hay opciones para guardar documentos online, como dropbox, aunque no todos quieren depositar ahí sus datos más sensibles.

– Especialmente si viajas a países dónde el inglés no está muy extendido, es muy práctico registrarse en IAMAT, un portal online que ayuda a encontrar hospitales y médicos con conocimientos de inglés si te pones enfermo.

– Si no hay nadie que pueda guardar tu equipaje mientras echas una siesta durante el trayecto en tren o autobús, utiliza tu equipaje como almohada o engánchalo al brazo o a la pierna, si se puede. Si alguien intenta llegar a él, te darás cuenta de inmediato. Las cosas importantes no deberían guardarse en los bolsillos exteriores de fácil acceso. Y nunca encadenes tu maleta en alguna estación de metro para hacer un poco de turismo ligero de peso, ya que puede desencadenar una operación masiva por aviso de bomba (ocurrido hace dos años en Viena).

Woman

Viajar sola
Estemos o no en el siglo 21: muchas mujeres no se sienten precisamente seguras al viajar solas, a pesar de que, según muchas estadísticas, hay más mujeres que hombres que viajan solos.
Viajar en solitario refuerza la seguridad en un mismo –no solamente en mujeres– al tener que hacerse cargo de toda la organización y tener que encontrar una solución por uno mismo en situaciones inesperadas. El hecho es que hay países con tradiciones antiguas y un entendimiento de la mujer que difiere del propio, pero, críticas aparte, provocar no es lo más conveniente. También hay muchos prejuicios exagerados respecto a países supuestamente peligrosos. En cualquier caso, es absolutamente necesario informarse de antemano sobre el país de destino y tener una cierta sensibilidad para estimar determinadas situaciones. Si uno se siente inseguro, es mejor permanecer en áreas muy concurridas y utilizar transporte público lleno, o viajar a países más modernos y zonas muy accesibles para el turismo.

Una pequeña sugerencia de mi propia cosecha que ha demostrado ser un éxito: algo que puede ayudar para protegerse frente a acercamientos desagradables o propuestas de matrimonio, ¡fingir que se está casado!

¿Tenéis algún consejo para viajar solos? ¡Nos alegraría que lo compartierais con nosotros!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One Comment

  1. GracielaNo Gravatar
    Posted abril 10, 2016 at 1:01 pm | Permalink

    Algunos consejos
    No deben extraer dinero de los cajeros que están en las calles, hay muchas personas mirando y esperando la llegada de algún turista para robarles las tarjetas ya sea de débito o de crédito, es preferible extraer dinero de los cajeros que se encuentran dentro de los bancos o dentro de los supermercados hay por todos lados y son más seguros. No acepten ayuda de nadie que pueda tener contacto con sus tarjeta de débito o crédito .
    Por la noche no es conveniente circular solo por la calle pero esto pasa en todas las grandes ciudades del mundo y de regreso al lugar donde nos hospedamos conviene realizarlo en taxi no son muy caros y los hay aún más baratos con la aplicación UBER.

Envía un comentario

Tu email es nunca publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

MI PLAN DE VIAJE

0

lugares agregados a

Cómo planificar tu viaje