Archivado en consejos
No Gravatar

En la película “Come, reza, ama”, Julia Roberts no sólo paseaba en bicicleta a través de los campos de arroz de Bali, sino que desencadenó una especie de boom por esta increíble isla. Bali hechiza a los millones de viajeros que acoge cada año. Hoy te revelamos nuestros lugares favoritos de la isla de los dioses.

Hacer surf y relajarse en Canggu

No es ningún secreto que Bali es uno de los destinos mundiales más populares para surfistas. Pero, ¿dónde en Bali exactamente encontrarás las olas perfectas? Lo que es seguro es que alrededor de la pequeña ciudad de Cangguu encontrarás miles de surf spots geniales –tanto para principiantes como para surfistas experimentados. Canggu tiene, además, otra ventaja: ¡es un sitio magnífico para relajarse! ¿Qué tal una sesión de yoga rodeado de la madre naturaleza?

Foto: iStock/Schwaabe

Foto: iStock/Schwaabe

Templos, templos y más templos

Hay una razón por la que Bali es conocida como la “Isla de los mil templos”. Hay más templos de los que puedas contar y algunos dicen que la cifra alcanza los 20.000. Lógicamente esto hace que elegir un templo favorito sea, como poco, difícil. Entre los más visitados se encuentra el Pura Tanah Lot, al sur de Bali, que se levanta majestuoso sobre una formación de roca y al que se puede acceder solamente cuando hay marea baja. Uno de los templos más importantes de la isla es el gigantesco Pura Besakih, también considerado el “Templo madre” de todos los templos balineses.

Visitar el templo del agua Tirta Gangga, en el interior del país, es una experiencia muy especial. Los balineses, al igual que los demás visitantes, vienen aquí para darse un baño refrescante en los manantiales sagrados. ¡No olvides el bañador para poder sumergirte en el agua!

Foto: iStock/RibeirodosSantos

Foto: iStock/RibeirodosSantos

Bucear alrededor de Nusa Penida

Frente a frente con una mantaraya: la pequeña isla de Nusa Penida, al sureste de Bali, lo hace posible. En el llamado Manta Point podrás vivir una experiencia de buceo maravillosa y, muy probablemente, ver de cerca a estos impresionantes gigantes del mar, cuyas aletas pueden alcanzar hasta siete metros de longitud. Por cierto: también los que hacen snorkel pueden vivir inusualmente de cerca a estas criaturas de impresión. ¡Toda una experiencia!

Foto: iStock/atese

Foto: iStock/atese

Amanecer en el volcán Batur

No es precisamente agradable levantarte de la cama a las dos de la mañana y ponerte a escalar el arduo camino hasta la cima. Equipado con una linterna, el camino por la colina te llevará unas tres horas en plena noche. Eso sí, cuando llegues al pico, todos los males de la subida se te olvidarán enseguida. La deslumbrante vista panorámica a la luz del amanecer te quitará todas las penas al instante.

Foto: flickr, alphis tay

Foto: flickr, alphis tay

Terrazas de arroz alrededor de Ubud

Ya solo la pequeña ciudad de artistas de Ubud es un tesoro en sí misma, pero los alrededores te dejarán sin habla: a muy poco tiempo del ajetreado centro de la ciudad, te encontrarás en medio de la naturaleza, igualito que Julia Roberts en “Come, reza, ama”. Si los campos de arroz en las inmediaciones no te parecen suficientemente espectaculares, recomendamos vivamente una excursión a las terrazas de arroz de Tegalalang: es cierto que hoy son ya un secreto a voces, pero el valle de un verde brillante es, sin duda, uno de los lugares más bellos de la isla.

Foto: flickr, Roberto Faccenda

Foto: flickr, Roberto Faccenda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Envía un comentario

Tu email es nunca publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

MI PLAN DE VIAJE

0

lugares agregados a

Cómo planificar tu viaje